27 de agosto de 2015

Un cuento

En buenos aires crece un monstruo gentil sobre el concreto de Congreso, un monstruo que se desprende del asfalto y se envuelve en la desgana de la gente, en su piel. Se alimenta de palomas e indiferencia, tanto es que come en este buenos aires tuyo y mío que crece todos los días un poquito, y aunque es gentil nadie puede evitar sus torpezas. Un bostezo puede quedarse con las mejores ideas, un abrazo con vos y conmigo y entristece. Entristece por romper, por extraviar, por hacer daño de puro grande, de puro gentil. Sus caricias duelen y sus suspiros se llevan los techos, y cuando acaricia, bosteza, abraza, duele, entristece, te mira. De los párpados y de las manos se le vuelcan de nuevo palomas e indiferencias hacia la Rivadavia de buenos aires. Y él trata, se abalanza encima de las veredas antes de que las indiferencias y las palomas se le escapen para siempre de la vista. Y sus ojos, los dos, porque él solo tiene dos, se llenan de lágrimas cuando tirado en las veredas siente bajo suyo lo que queda de una emoción aplastadas. Y trata de irse de la ciudad, de la plaza y el congreso. Pero las brujas, los piqueteros, argentina país hecho mierda y hermoso, las abuelas, vos y yo y el sindicato, le cierran el paso, lo guían en círculos hasta que abandona su comisión y vuelve a la plaza del Congreso cada madrugada y se tira entre las estatuas a contemplar su vacío y deja que pase el tiempo hasta que le agarra hambre otra vez.

28 de enero de 2015

La música a la calle

Me gusta dejar el lugar que dejo mejor que lo encontré. Y antes de dejar Buenos Aires también quiero dejarlo mas lindo que lo encontré. Lo mas facil de mejorar en esta ciudad es su calle. Y si hay algo que puedo afirmar de Buenos Aires es que Buenos Aires es su calle. 

La calle es el lugar que nadie puede darnos como ciudadanos. La calle es de su gente y solo su gente hace valer esa propiedad. 

Sueño con que Buenos Aires se vuelque a sus calles, no convocados por el gobierno sino por deseos de habitar, que la presencia de la gente común en la calle, demuestre que nos importa el lugar en donde vivimos. Que quienes somos como individuos y como colectivos se impregne en nuestra vereda. Sueño con que la belleza privada y secreta de 3 millones de personas se vuelquen desde dentro de sus casas, PH y departamentos a las veredas. Abriendo un día postigos y destrabando rejas. 
Me imagino las plantas de la viejita de abajo saliendo por el pasillo del edificio y llegando al frente y a los cableados de la calle. Que los músicos de al lado saquen de la sala de ensayo su rock y lo compartan en la vereda. Que la señora del acordeón de la otra cuadra convide sus chamamés en la vereda con mate, nietos y banquitos. Que cada músico, profesional o aficionado de la ciudad, salga un mismo día del año a su vereda a tocar en libertad. A inundar las calles con su arte, de todos los géneros y calidades. Que el sonido no sea provisto por un gobierno de turno, que los ojos de la calle ese día no sean los de la policía sino la de cientos de vecinos en las veredas. Conocerle la cara a los del edificio de 718 o la casa del 725. 

En cada cuadra de Buenos Aires hay un músico al menos. Que sean ellos la infantería de nuestra conquista de las veredas. Que se llenen las veredas de boleros, chacareras, rock, baladas, candombe, jazz, punk, ópera. Y que la música traiga las bicicletas, las pelotas, las cintas, las mesas, las parrillas. 

¿Por que? porque podemos, porque la vereda es nuestra, porque merecemos vivir en un lugar bello. Cada uno desde su lugar puede embellecer la ciudad, la belleza trae unión y la unión trae seguridad. Embellecer, una cosa por vez, un día a la vez. 

Como mi sueño comienza por la música, que es la belleza que más rápido viaja y más se contagia me pareció que un buen dia para materializar mi sueño y condensarlo es el 22 de noviembre. El 22 de noviembre del 2015 tomar Buenos Aires. No con marchas, no con pancartas, no con movilizaciones, ni grandes aglomeraciones, con un mensaje claro. Sino desde la vereda de nuestra casa con la guitarra en mano y el canto en la voz. ¡Vamos por todo! 

Esto recién empieza.

27 de enero de 2015

Costos y beneficios del amor

El mundo contemporáneo nos enseña que todo tiene un costo beneficio y aprendimos que sacrificio es hacer algo que no nos gusta y que todo logro requiere sacrificios. Y lo peor es que nos acostumbramos a tratar el amor como un objetivo.

¿Pero que pasa cuando pensamos el sacrificio de manera diferente? No tengo que hacer cosas que no me gustan, simplemente tengo que hacer foco en donde pongo mi energía.

El amor no se pone en una balanza ni se lo enfrenta en un check list. Es simple ¿me hace bien o mas o menos?

¿Y que pasa cuando pensamos en el amor como algo que nos hace bien o no es? Si pensamos el amor como todo o nada. No hablo de principes azules ni de Rapunzel's de pelo eterno. Hablo de amores reales con sus altos y bajos, pero sin dudas al final del día. Y que nos dejan llenos de amor.
Mis vínculos, sean fraternales, laborales, familiares, sexuales, amistosos, quiero que me dejen lleno de amor hacia la vida, hacia mi cuerpo, con ganas de existir, con sueños, con fantasías, con incertezas atemorizantes con miedos pero con ganas de enfrentarlos. Con ganas de abrirme, de dar, de sincerarme, pero principalmente quiero amores que no me dejen lleno de miedo a ser quienes soy. Así, atolondrado, promiscuo, conservador, monógamo, obsesivo, compulsivo, inmaduro, ególatra, inseguro, emprendedor, convencido pero yo, como sea que sea.

Quiero querer a corazón abierto, quiero entusiasmarme y dejar que ese entusiasmo arrase con todo mi mundo. Me niego a madurar al punto donde tenga que poner el amor en una balanza. Viendo las cosas buenas y malas. Pensando en la culpa que me daría hacer esto o lo otro. Pensando en no lastimar a costa de no arriesgar a ser feliz.
Yo tiemblo al salir de mi casa, mi ego trata de convencerme todos los dias de que mi romanticismo es algo infantil, que tengo que dar lugar a la razón para evitar volver a pasar por sufrimientos pasados y la soledad por la que alguna vez pasé, pero al final del día me rebelo y digo "¡nunca mas!". Al menos por ahora. Se lo que no quiero, cada vez lo identifico mas rápido, pero cada vez reconozco mas rápido lo que me hace bien y si encuentro de eso quiero mas, mucho mas. Quiero amigos amorosos, verdad aunque cueste, amores que me ayuden a seguirme abriendo, sexo con placeres y encuentro, conversaciones que me interesen, aprender a interesarme, no perder el tiempo. Perdonen las heridas, practico la sinceridad hasta donde me sale, intento no proyectar en otros lo que me compete y busco tomar acciones que vayan siempre por sendas amorosas. ¡Y no quiero negociar!
O me hace bien o no lo quiero, no se trata de los demás se trata de mi. El amor y los negocios poco tienen que ver, por mucho que nos quieran convencer de lo contrario. 

19 de enero de 2015

Los deseos se alcanzan, los sueños se viven // Desires are accomplished, dreams are meant to be lived.

Cuando las embestidas cotidianas de la realidad doblegan ese haz de luz niño que hay en nosotros ¿a donde van los sueños?
¿Que pasa cuando los hechos nos sacan la energía necesaria para construir nuestros sueños? ¿Como retomar aquello que hemos dejado en suspenso? ¿Que formas tendrán esas fantasías ahora que ya no somos los mismos?
¿Que resulta con los sueños olvidados o silenciados dentro nuestro? ¿Se pudren? ¿Se convierten en pedazos muertos dentro nuestro en estado constante de putrefacción?

Los quirománticos dicen que la naturaleza nos brinda "regalos" con los que algo debe ser hecho durante nuestras vidas. Ignorar nuestras virtudes tiene un alto precio.

¿A donde vamos cuando, confundidos, seguimos el camino de los deseos en lugar de vivir nuestros sueños?

¿Cuando paramos de creer, de fantasear? ¿Cuando nos volvemos tan 'responsables', tan amargos, tan melancólicos, tan pragmáticos, tan cínicos, tan resignados, tan conformes? ¿Cuando fue que terminamos tan lejos de los niños que éramos y su visión de nosotros mismos? ¿Cuan fuerte debe expresarse nuestro inconsciente para que entendamos que estamos en el camino equivocado?

Ya no soy el mismo, hay cosas que ya no voy a poder hacer y otras que sí puedo. Hay cosas que pensaba que quería que ya no son importantes pero hay otras que siguen ahí adentro mío queriendo aflorar. El plan que tenía cambió, pero la semilla de eso que necesitaba para sentirme completo sigue ahí. Quizás salga una planta diferente pero los frutos tendrán el mismo sabor. El del sueño vivido. Porque los deseos se alcanzan, los sueños se viven.

Sebastiao Salgado me inspira muchísimo. Casi muere, no por hacer lo incorrecto para él, sino más por poner el foco de su cámara en el lugar equivocado.

https://www.ted.com/talks/sebastiao_salgado_the_silent_drama_of_photography


When reality finally manages to crash it all under its daily assaults, were do dreams go? What happens when facts take away the energy one has for pursuing his dreams?
What is the result of forgotten or even undiscovered dreams hushed inside our existences? Do they rotten? Do they become like decaying pieces of dead life inside us?
Chiromancers say that nature has "given us gifts" with which something should be done during our lives. And that ignoring our virtues has a huge price.

Where do we go when we are misled by desires or guilt out of the path of our dreams?

When do we stop believing? Fantasizing? When do we become so responsible, so bitter, so melancholic, so pragmatics, so cynical? How do we end up so far away from the children we used to be? How loud should the signs of our subconscious be to let us know that we are misled?

I am not the same person, there are things I can no longer achieve and other I do. There are things I thought I wanted that are no longer important, but there are others that are still in there hopping to bloom. The plan I used to have has changed, but the seed of that something I needed to feel complete is still in there. A different plant might grow but its fruits will have the same flavor. The flavor of a lived dream. Because desires are accomplished but dreams are meant to be lived.

Sebastiao Salgado inspires me a lot, he almost died walking the wrong path for him. Beauty of life was the answer for him.

https://www.ted.com/talks/sebastiao_salgado_the_silent_drama_of_photography

11 de marzo de 2014

Elegancia

Se me hace que 'la elegancia del tango' es lo que los tangueros tuvieron que buscar para ser aceptados por las sociedades altas que lo rechazaban.

'El tango bailado con elegancia' es bellísimo, pero cuando escucho a un critico o a un juez perderle el respeto a una coreografía o a un bailarín porque no es elegante no puedo evitar sentir un poco de molestia. La génesis del tango tiene mas que ver con lo que sucede hoy en un cabaret de camioneros junto a una ruta de provincia que lo que sucede en la reunión de té de las socias del Rotary Club.

Aquella clase de gente que ayer rechazaba al tango hoy toma decisiones de importancia y son los que dictaminan su estética. Seguidos por personajes que como Stephen, el mayordomo negro en Django, tienen complejos de aristocracia. Pero el tango no nació por una búsqueda estética con afán aristocrático, nació por la necesidad de contacto, de un mimo, de expresar una música, por soledad, por diversión.

Desde donde hoy lo veo la elegancia en el tango es linda, pero el tango es mucho mucho más que eso.


7 de agosto de 2013

Viajar eleva / Travelling rises

Hay una cierta conexión entre las personas que han pasado tiempo en diferentes culturas. Es una conexión especial que no se dan con las que no lo han hecho. Es esa especie de sabiduría, una forma de ver las cosas.

Cuando era adolescente viviendo en General Roca, una amiga llamada Paula, volvió luego de un año de vivir en Alemania. La primera vez que nos vimos trató de explicarme que le había dejado la experiencia. Me dijo algo que me marcó hasta el día de hoy y me ayuda a explicar lo especial de viajar:

"Todas las personas usan unos lentes de color imaginarios. Cada cultura tiene su propio color. En nuestra cultura miramos de color azul.
Cuando vamos a vivir a otra cultura nos encontramos con gente que ve las cosas de otro color, con otro filtro, pongámosle que amarillo. Luego de pasar tiempo con esa cultura, donde todo se ve amarillo, comenzamos, nosotros también, a ver a través de un lente amarillo.
Sin embargo no podemos deshacernos del azul de nuestra cultura por lo que comenzamos a ver verde. Incluso al retornar a nuestra cultura, luego de un largo tiempo, ya no volvemos a ver azul. De ahora en adelante siempre veremos verde."

Conocer otras culturas nos cambia para siempre. Nos completa. Nos muestra maneras totalmente diferentes de hacer y entender cosas de la vida y de nosotros mismos que tomamos por hecho.

//

There is a special kind of connection in between people who have spent time in different cultures. It is a special connection that does not happen with people who have not had the experience. It is a kind of wisdom, a way of seeing things.

When I was a teenager living in General Roca a friend of mine called Paula who had just returned after living in Germany for almost a year, tried to explain me her experience. And in that talk she told me something that has kept me thinking for the last 17 years.

"Every person in the world wears imaginary colored glasses. Each culture has its own color. Let's say that in our culture we wear blue glasses. In our culture we see blue.
When we move to another culture we meet people who see things in a different color, with a different filter, let's say yellow.

After spending some time in that culture where every one sees yellow we too start to see through the yellow filter. But the thing is we can't get rid of the blue glasses that are from our own culture so what we see is green. 
Even having returned home after a long period, we will not see blue ever again, we shall always see green.

Getting to know other cultures changes us forever. It completes us. It shows us completely different ways of doing and understanding life and our selves. It changes our point of view on thing about our selves and the way we experience the world that we used to take for granted."

5 de agosto de 2013

Comunidad // Community

"Bailaremos al piso hasta que se den cuenta que es lo mejor para el grupo. Pediremos perdón ante cada contacto hasta que se den cuenta que hay otros en la pista. Bailaremos abrazados para que los novatos nos vean y se inspiren a buscar ese algo mas, ese algo que nadie les puede enseñar. Abrazaremos a nuestras parejas de turno con convicción para que sientan nuestra entrega y exijan lo mismo al resto. 

Bailaremos cada buen tema hasta que se den cuenta cuando ponen buena música y cuando no. 

Disfrutaremos hasta que se den cuenta que criticar solo denota su inseguridad. Nos agruparemos en la pista y bailaremos ordenados hasta que otros que quieran bailar en paz, al ritmo de la pista, se nos sumen y finalmente seremos toda la pista."

//


"We shall dance keeping our feet on the floor till they realize that it is the best for the group. We will say we are sorry every time we bump with someone till they realize that they are not alone in the dancing floor. We will dance embraced, so beginners see us and get inspired to search for that only thing that no one can teach them. We shall embrace our partner with conviction for her/she to feel our commitment to the moment and demand the same to following partners. 

We shall dance every good piece till they realize which are the good ones and which ones are not. We shall enjoy till they realize that criticism is just a manifestation of their insecurity. We shall gather in the dancing floor and will dance in order till others who want to dance in peace, following the flow of the dancing floor, join us and finally we will be the whole dancing floor."